Durantre su visita disfrutará del entrenamiento diario de nuestros caballos en las pistas exteriores y en el Picadero cubierto. Es posible observar el proceso de adiestramiento desde sus inicios, a los tres años cumplidos, aplicando métodos básicos de doma. Tras poco más de un año de entrenamiento, algunos ejemplares pueden estar en condiciones de ser montados realizando elementales ejercicios de doma en aires de paso, trote y galope, consiguiendo que vayan habituándose a ejercitarse siendo observados por personas, con música y ruido. Cuando han cumplido los cuatro años reglamentarios de adiestramiento, los caballos ya van consiguiendo la perfección y esplendor en sus aires y, según su calidad y el nivel de doma alcanzado, se van exhibiendo con los caballos más veteranos en las grandes representaciones que ofrece la Escuela.

La realización de ejercicios y aires de doma de Alta Escuela se imbrica con la instrucción a nuestros alumnos que van adquiriendo progresivamente la técnica que caracteriza nuestra equitación.

La observación de los ejemplares de pura raza española entrenando en armonía y equilibrio bajo la atenta dirección de su jinete constituye uno de los mayores atractivos de la visita a nuestras instalaciones.